Logo de La Revista La Pluma Del Ganso

La Pluma del Ganso
Actualizada:

MARCELA ACLE

Diciembre 2017   |   por Rebeca Vázquez Flores

Cuando te piden entrevistar a un escritor, inmediatamente te pones a investigar y a leer lo más que puedas sobre su trabajo, sin embargo siempre perdura ese sentimiento de no saber si harás o no un buen trabajo, ¿harás las preguntas correctas?, ¿será amable si me equivocó? Y no es hasta 5 minutos después de terminar la entrevista que todas tus preguntas e inquietudes son respondidas. Así comenzó mi nueva tarea: emocionada por conocer a una nueva novelista y cronista y, al mismo tiempo, un tanto nerviosa. Y una vez más, me armé con pluma y papel, llegué al lugar de la cita, respiré profundo, me reí de nervios una última vez y comencé a preguntar.

¿Cuándo comenzó la idea de ser escritora?
A pesar de no haber estudiado una carrera como crea- ción literaria (que antes no había), siempre estuve en contacto con las letras, pero cuando realmente decidí dedicarme a escribir fue cuando me jubilé. Escribir exige mucho tiempo, y por fin lo tenía. Ahora me dedicó a escribir tres cosas: cuento, novela y mi blog.

¿Cómo surge la idea del blog: Humores que matan?
Todo comenzó como idea para un periódico hace unos años. Empecé a escribir sobre temas del Distrito Federal y a mandárselo a un grupo de amigos que me retroalimentaban continuamente. La idea de un blog surgió por asociación, los lectores eran reducidos y algunos me decían que era una pena, sin embargo yo ya había ganado confianza y tenía entera libertad de escribir sobre lo que yo quisiera. Además, siempre he tenido la certeza que si escribiera para un periódico, tendría que cuidar lo que escribo y en ese momento se perdería la “frescura” y el tono de lo que digo. Abandoné la idea del periódico, expandí mis temas a nivel nacional y así nació el blog. Este ejercicio de escribir una entrada regularmente me ha ayudado a disciplinarme con la escritura. Cada martes elijo el tema de la semana y (como el nombre del blog lo dice) encuentro el lado divertido del asunto, aunque hay veces que mire por donde lo mire no puedo encontrar el humor en lo que pasa en el país.

Ya que comenzamos a hablar de los temas del blog y mencionó el de su última entrada (el debate de los candidatos del EdoMex), ¿qué opina sobre el personaje estilo anime del candidato del PRI: “Del Mazo kun” y su campaña por atraer a los más jóvenes de esta manera?
¡Ay qué horror! Para empezar creo que está minimi- zando a los chavos de 18 años. Sinceramente yo veo a los chavos bastante conscientes y no creo que se dejen llevar por una caricatura así, a lo mejor a los adolescentes de 13 o 14 años. Así como tú, creo que solo lo ven por morbo, pero no creo que esa finta convenza a los chavos. Además, qué terrorífico sería que la gente vote por el candidato porque les gusta “Del Mazo kun” ¡Qué horrible país!

Con todos estos temas tecnológicos y esa “ne- cesidad” de tener siempre a la mano un celular, una tableta o una computadora. ¿Cree que llegará el momento en el que las letras impresas serán obsoletas?
Yo espero que no, pero ya es cuestión de la generación. En lo personal me cansa mucho leer en la computadora. Por ejemplo, ahora estoy leyendo un libro basado en las mil y una noches y está subrayado y no hay nada como el gusto de hacerlo. Además cuando tienes un libro en la mano te concentras, lo subrayas y los sudas; al contrario que con un celular que te llegan mensajes y revisas tus cosas y no logras este vínculo que sí pasa con un libro.

Ahora que regresamos a los libros impresos, ha- blemos de su novela. ¿Por qué decidió ambientarla en esa época y en México?
Primero, la novela está basada en la visión que tie- ne del padre tres generaciones: la hija, la nieta y la bisnieta. Segundo, la novela salió de un cuento que ya tenía llamado Barvarie, en donde es una hija que lleva a su madre al Archivo General de la Nación en Lecumberri que acaban de remodelar; pero la madre no quiere entrar y le confiesa que ella ya había estado ahí cuando encerraron a su abuelo. A partir de ahí la hija se inventa una historia sobre el porqué su abuelo fue encerrado. Cuando llevé el cuento a “tallerear” me sugirieron que la hiciera novela y pues me puse a escribir.

¿Por qué Cristina (esposa del personaje masculino principal) no tiene su propio capítulo?
Pues realmente no lo sé. La idea principal era el hom- bre, Cristina fue una víctima no solo de su esposo sino también de sus padres; pero me centré en la hija, la nieta y el papá. Pero tienes razón, Christina queda pendiente.

¿Por qué decidió seguir el “estilo saramaniego” de integrar los diálogos al relato?
Así me salió. Realmente creo que por aquella época estaba interesada en un autor llamado Lobo Antunes y creo que fui influenciada. Por otra parte quise jugar con los tiempos, hacer más dinámico el texto y, tal vez de manera inconsciente, plasmar la manera en la que nos expresamos.

Para terminar, ¿tiene otra novela en puerta?
Sí, sí. Pero ésta me está costando sangre porque se me ocurrió una novela histórica ambientada en la re- volución y como protagonistas a una familia libanesa inmigrante. La historia ya la tengo, ya sé cómo va a terminar, pero el contexto es lo que me está parando. Imagínate, tengo que investigar y corroborar los datos; tenía una parte en dónde ya había descrito un temblor, me imaginé las reacciones de todos, pero leyendo un poco más acerca de este hecho, me enteré que no fue en el día ¡sino en la madrugada! Se me ha complicado un poco, pero ahí va. Lenta pero segura.