Tenemos la inmensa pena de anunciar la partida de nuestro amigo y editor de la Pluma del Ganso, revista de literatura abierta a todos los escritores noveles o ignotos, sin exclusiva ideológica, estética ni de clan ni capilla. Muchos miembros del Club de la Pluma, asociación cultural de iguales, publicaron su primer texto en ella y despegaron después en alas de su tesón y talento, y gracias a las críticas y consejos que él y los socios les brindaron cada mes en los desayunos de la Pluma, organizados por él, dando a la Pluma florones de alta calidad. Con él perdimos a un promotor cultural excepcional, atento a su entorno cultural, social y político, y a un ser humano entrañable, apasionado y desinteresado en su quehacer civilizatorio.

Acróstico para Dantón

Dar las gracias
A alguien como tú
Nos dignifica.
Tú, el que creíste que anónimos artistas eran
Ópalos, diamantes, y para ellos creaste una revista,
No puedes dejar el escenario sin recibir aplausos.

Club y revista brotaron de tus manos, cuánta
Honestidad, cuánto entusiasmo en tu sonrisa.
En tu palabra latía la entereza y la fe, por ti
La Pluma del Ganso tuvo alas y
Ético, en ellas lanzaste al vuelo
Nuestros nombres.

Fuiste el mago del truco de abrir puertas y
Rehacer esperanzas remendadas.
Antólogo de escritores, fotógrafos, pintores y escultores
Nadie podrá igualarte la locura, los sueños de
Universos, en que refulgían letras y tintas, con
La mente bien puesta en certidumbres.
Inamovible timón rumbo al ideal
Cómo duele, cómo arde la hora de tu muerte.
Queta Navagómez

Dantón Chelén

Yo sé que tu lugar está en el universo:
editor de las luces celestes de los sueños,
de la eterna utopía de los más por los menos.
Muelle desde tu Pluma que brindaste a los versos,
traductor de vitrales de esculturas y cuadros.
Honesto y generoso con autoras y autores;
tampoco eras un santo: obcecado en tus dones,
un Quijote moderno de viejos ideales,
tu partida me deja con la palabra herida;
pero tú eres ejemplo de constancia y valía
y aún desde tu muerte, Dantón, eres el guía.
No podrá la tristeza brutal de tu partida
cegar plumas y manos que transformen la vida.
Mónica Suárez

Dantón:

Ahora que tú ausencia deja el nido vacío,
que hoy la tristeza nos impide volar,
desearía supieras que no te olvidamos,
que la luz de las velas te iluminarán.

Pasarán los días, los meses y años,
tu recuerdo en el alma permanecerá,
en cada hoja y libreta con texto,
levantaremos las alas para despegar.

Te deseo buen viaje maestro querido,
líder y amigo de nuestro club,
la Revista La Pluma del Ganso
seguirá extrañándote,
por haber sido un hombre de sabía virtud.
Lucía Reyna Gutierrez

Para Dantón

Hacedor de sueños
voy a hacer de cuenta que nunca te fuiste
y que aún puedo cobijarme bajo tu ala protectora
porque aquí mora tu esencia
y aunque emprendes el vuelo
tu partida no significa abandono
sólo engrandece el legado
Susana Pacheco Guadarrama

Tu último vuelo

A Dantón Chelén

Al alma quema el rayo de tu ausencia
la daga de la muerte tan de prisa
volvió tu ser, espíritu, ceniza,
una tarde de triste transparencia.

Nos quedan tu bondad y tu decencia
tu actitud tolerante, por premisa,
la luz que transmitía tu sonrisa
y una mirada henchida de inocencia.

El don de tu presencia no se esfuma
pues la musa trabaja sin descanso
y los versos se esparcen como espuma.

Que sea el paraíso tu remanso
y acompañe tu viaje alguna pluma
volando como tú, pluma de ganso.

En homenaje a Dantón Chelén

Hay personas que no mueren, aunque mueran. Considero que Dantón Chelén es una de ellas. Su legado es tan grande que perdurará durante muchas generaciones. Dantón Chelén fue un hombre soñador inquebrantable. Siempre encontró la forma de derribar las barreras a su sueño, ese sueño que incluía el sueño de muchos otros, entre los que me incluyo. Su revista, La Pluma del Ganso, fue la ventana por la que se asomaron al mundo mis primeros versos publicados, ese hecho ya es por sí mismo un factor que lo coloca en mi memoria con gran estima, sin embargo a este hecho se le suman incontables otros que hacen de Dantón Chelén una persona muy importante en mi propia historia, así como en la historia de mis compañeros de La Pluma del Ganso, en la época que yo estuve, y en todas las épocas de la revista. Somos incontables los autores que encontramos no sólo la oportunidad de publicar nuestros versos, sino de contactar y conocer personas que hablaban nuestro mismo idioma, personas con las que compartimos un código, una pasión, un sueño, y sobre todo, la necesidad de un camino, una fórmula, un cómo poder hacerlo realidad.
Dantón fue para muchos de nosotros esa fórmula, ese camino, ese cómo cultural que nos cambió la vida y la forma de vivirla, quizá alguien pueda pensar que esta aseveración es un poco exagerada, sin embargo, Dantón y su Revista, era la única puerta en el momento para escritores incipientes, ansiosos de saber si lo que hacían estaba bien, o de dar a conocer su obra, o de saber con quién o en dónde podían trabajarla y seguir aprendiendo. En el Club Revista La Pluma del Ganso, encontramos todo eso y mucho más.
El Club La Pluma del Ganso, como tal, es un club social, donde los suscriptores comparten, conviven, se amigan, sí, pero también donde se imparten talleres literarios, se realizan lecturas poéticas y literarias, se publica en secciones de la Revista o en libros independientes, se hacen concursos literarios, se realizan eventos periódicos diversos, desayunos literarios con escritores muy reconocidos como invitados especiales, se llevan a cabo dinámicas para reforzar el trabajo literario como lo es la sección de “Los escritores incognitos”, se llevan a cabo viajes y convivencias, todo en favor del quehacer literario.
Es de destacar que aunque inicialmente se trataba de un Club de escritores, a lo largo de los años en él han pertenecido artistas de diferentes artes, como la música, pintura, actuación, artes, plásticas, todos de algún modo encontramos cobijo bajo las alas de esta gran Revista y de su fundador.
La Pluma del Ganso es un semillero de Plumas, de Plumas exquisitas y de gran calidad, muchas de las cuales como ya mencioné, se asomaron al mundo por primera vez por esta gran ventana, para después tomar vuelo propio.
Las palabras faltan para describir a un gran hombre, soñador, generoso, gran amigo. Sólo puedo agregar que estoy muy agradecida contigo, Dantón y con tu Revista, y que atesoro en gran medida tu amistad.
Las personas como tú, no mueren Dantón, sólo emigran en una nueva forma de volar.
Hasta pronto amigo.
Nataly Montiel

Dantón Chelén en su canoa

Madera del Chañaral junto al Pacífico del sur,
trajín de las calzadas y chinampas del mexica,
repartió su corazón entre todos; eso es
lo que sucedió el 3 de este abril perenne.
¿Qué acción más generosa puede concebirse?
Nada faltará a la palabra si dimensionamos
la estatura de este hombre,
el afecto en plural y singular,
el legado de este amigo
y la consecuencia de anclar
su austera embarcación.

Se hizo tan letra inseparable de la pluma,
tan páginas innumerables,
tan desvelo en la labor de veinte horas,
tan respeto,
tan calidez humana transeúnte,
tan militante consecuencia con los suyos
y tan amplio de abrazos
que si recogido en sí mismo,
que si desprendido de todo,
que si hasta siempre,
Ehécatl ha soplado con suave brisa
su canoa.
Juan Eduardo Esquivel

Papá Ganso

Después de su último anochecer, ahí estaba papá
Ganso tan sereno como siempre.
– ¡Te extrañé mucho! – le dije.
– Pero mírame, yo estoy bien. Más bien estás
llorando por ti mismo. ¿Quién es el que está
sufriendo?
– Es que me preguntaba qué voy a hacer sin ti.
– Te diré lo que vas a hacer: Elige una estrella.
¿Ya la tienes? ¡Ahora, ve por ella!
– ¿Pero cómo voy a llegar hasta allá?
– No importa – me respondió volando hacia la
eternidad – porque, la alcances o no, llegarás lejos,
mucho más lejos que si no lo intentas.
¡Ahora ve por esa estrella!
René Rensoli

Poema a Dantón

Te fuiste, Dantón, por las mallas
Del crucigrama del destino,
Dejándonos preguntas sin respuestas,
Y fue como un macanazo
En nuestro mitin sabatino.
Con tu cachucha a la Neruda
Y tu vieja chamarra de pana,
Eras la elegancia fiera y cortesa
Del caballero andante
Deshaciendo entuertos de estilo
E injurias al diccionario.
Con la Pluma en ristre
Y la sonrisa franca de escudo,
Abriste brecha a los escribas
Callejeros y de buhardilla,
Los escrutadores del insomnio,
Los coleccionistas de recuerdos
Y los hijos del desencanto y la ira.
Sal y chispa de las tertulias,
Buscabas en la calma chicha
De los escollos, el rizo de viento
Que levantara de nuevo tu velamen.
Como los gansos salvajes que migran
Al otoño hacia los espejos dorados,
Tenías un sueño traído de Araucania
Y hecho cuerpo en el Anáhuac.
Mirando al cielo para divisarlo
Seguiremos construyendo ésta
Tu utopía alada.

A Dantón Chelén. In memoriam.

Por Alfredo Alcántar

Un ser ardiente, claro de deseos, alado,
Quiso ascender, tener la libertad por nido.
Quiso olvidar que el hombre se aleja condenado.
Donde faltaban plumas puso valor y olvido.
Miguel Hernández.

Como un hortelano del sur cuidando sus frutales
un jardinero cultivando flores,
caminabas sereno por la calle, sonriente,
cual si fueras por el prado o el huerto de manzanos.

Promotor del canto de las aves, y del vuelo ambicioso
de las águilas, o del zumbar de alas de la abeja, el colibrí.
Pastor sereno de las nobles bestias,
sembrador de letras, cultivador de seres muy sensibles,
pescador de luces emergentes de las sombras.

Tu memoria esplende más allá de tu lucha libertaria
y crecerá cultivada en las letras perdurables.
Llegaste con el alba a la región más transparente
y entre papeles hiciste nuevo nido.
Hombre de imprenta, de tinta, de palabras
noble estampa de prudencia y sacrificio.

Tu lucha por la paz empezó en el Cono Sur
y sin cesar, con armas nuevas, seguiste en la batalla.
Con la letra, la pluma, el puño y la sonrisa.
Pero el final de tu vida no es llegado,
pues asciendes, creces, iluminas la memoria
de todos tus amigos
¡Buen viaje camarada! a la memoria de los justos.
Saliste airoso, sereno y afligido
ante silbantes sablazos de la muerte
la misma brotó de tus entrañas, donde cavó,
desde hace años tu derrumbe.
No te abatió el brutal enemigo externo
sino la vaga y constante agonía de estar viviendo.

Palacio «La moneda», 1973

In Memoriam
para Dantón Chelén

Allí donde han caído quedó su acaso:
cayeron hacia el cielo
y no hay poder que logre
callar la luz de su derrumbe,
quebrar sus manos nuevamente,
aniquilar la voz en su garganta.

Todavía están allí,
donde no podemos descansar
ante el acto de fe
que sobresale entre las otras sombras.
Todavía están allí,
donde no queremos evitar
que se nos note su existencia:
todavía están,
en nuestra muda indignación,
en nuestros ojos culpables
y en el atisbo de nuestro anonimato
que no nos pertenece.

No hay cotidianeidad
que no nos los mencione:
allí, donde cayeron,
se levanta el sol todos los días.

Particularidades del destierro
Para mi admirado y querido amigo Dantón Chelén

Primero

El destierro tiene algo
de esta tierra
yerma de sol
de viento alada tierra
tierra viento de voz
de voz de nube tierra
de lluvia húmeda tierra
murmullo fértil tierra
tierra lluvia y temblor
de crecimiento tierra
temblor de siega tierra
tierra de fuego en flor
de lucha en fuego tierra
de sangre en llamas tierra
dolor de roza tierra
tierra calcinación.

Yerma de sol, alada
fértil, húmeda, ardiente,
sangrante y dolorosa…

El destierro tiene algo
de esta tierra
de todas estas tierras
cuyo nombre es origen
y cuyo signo ha sido rebelión.

Segundo

Aquí y allá son mundos
a los que une una distancia inexpugnable;
vecinos entre sí,
pero entre sí remotos,
sitios donde se habita en forma simultánea.

Aquí y allá son vidas
que separa un paquete apresurado
hecho de un par de fotos,
ropa habitual,
algunas cartas
en las que se divide el corazón
y otros efectos personales
abigarrados en media hora de agonía.

Aquí y allá suelen unirse
en cada avara tarde de recuerdos:
allá
es todas las sumas
de lo que pudo ser mas lo que fue;
aquí
es una medida
para saber de cuánto allá morimos.

Tercero

Se toma el poder de una palabra,
de otra, de otra.
Se unen hasta formar una opinión.
Se mezclan varias de ellas en ideas
y la mezcla se filtra en todas partes.

De la destilación se obtiene una consigna
que quepa en cualquier puño,
en cualquier boca,
que quepa en el bolsillo de cualquier compañero.

El resultado
hace vibrar la voz de quien lo usa,
hace brillar los ojos buscando amaneceres,
hace encogerse de miedo a las tinieblas.

Sin embargo, se debe
tener mucho cuidado con su preparación:
en ocasiones
el alquimista muere en el proceso
o acaba condenado a ver su tierra
convertida en distancia
para siempre.

Cuarto

Un destierro es la amarga comunión
de los muertos que se imaginan muertos
con los vivos que no se saben muertos
en las horas más solas de alguna extranjería.

Un destierro es un puñado de tierra perdida
floreciendo silencios y ciudades;
un camino que vamos recogiendo;
los horizontes que llevamos en la espalda.

Un destierro es un sueño
hecho de sueños rotos,
es un pasado que anhela ser futuro:
son las tierras distantes
donde el cuerpo y la mente conmueren separados.

Un destierro es la última misiva
que nunca llegará;
una canción de amor que, de tan larga,
se convirtió en memoria…
un mundo con tan sólo una frontera.

Un destierro es masacre
en que morimos todos.

Cristián.

Dantón Chelén

Dantón Chelén

Director y Fundador de la revista La Pluma del Ganso

5 respuestas

  1. Al buen Dantón, querido padre adoptivo.

    Hasta ahora puedo escribir algo….

    Le agradezco infinitamente a uno de mis formadores de la infancia por la enseñanza que me brindó desde los 6 años…. Recuerdo que siempre aparecía con ese semblante desafiante al «deber ser» y esa chamarra color beige que hasta hoy día lleva puesta, preguntando ..cocol ¿cómo va eso del fútbol? Y siempre de alguna manera me acentuaba que existen varias corrientes de aire para poder impulsar a una pluma y poder hacerla volar, me mencionó que dependía totalmente de mí sentir y navegar por la correcta!!! Me recuerdo muy bien los lugares que acudía con él y sus hijos Scandar, La Ayi y Milenko.. «La sazón»era su Restaurante chileno, donde a Scandar y a mí nos enseño pedir con toda propiedad a los camareros un servicio de etiqueta, obvio en tono de broma, pues sólo teníamos 9 años jajaja. Cambiaron a las taquerias y después le llegó un impulso que tal vez muchos buscamos en ésta vida….Darte o entregarte con pasión a lo que más te guste y compartir tu camino y sabiduría en forma de un guión creado por ti mismo y viajar eternamente en forma de recuerdo… Ese ideal comenzó hace más de 25años y lobtengo muy claro en mi cabeza, con su hijo Scandar en la etapa universitaria, nos platicó que tenía un proyecto para reunir amigos que escribían cualquier género literario, sin fines de lucro y que el único pago que tenía en mente era reunir a todo las personas que tenían algo que decir y darle voz o sonido a todas las letras no ordenadas, a las que tenían pocos estudios literarios, a los escritores amateurs y escritores ya con trayectoria. Jamás habló de realizar una empresa con objetivos económicos , jamás hablaba de una máquina de exprimir escritores, al contrario, lejos de la era del Internet, Dantón proyectó una red literaria de poco y mucho alcance que lleva más 25 años de vida y me siento feliz porque ese proyecto que nos platicó, cualquier ser humano lo descartaría de inmediato por el complejo camino de la guillotina literaria comercial. Yo le salí un hijo que no leía mucho (pambolero y arquitecto) y me comprendía por completo que la pelota pesaba menos que los libros para mi… pero estoy orgulloso de todos ustedes que colaboran en esa maquina de sentimientos, llamada la «Pluma del Ganso», la han mantenido en el aire volando y espero que sigan impulsando con más fuerza esa pluma para que jamás necesite ser alcanzada por la máquina de los rompe sueños!!!

    Atte Arq Jorge Ballesteros Durán (cocol)
    Gracias mi querido y adorado Dantón.
    Buena luz y estate tranquilo..

  2. Caminamos juntos la vida universitaria y militante
    Conocí tu amistad, inteligencia y honestidad, acompañadas de gran generosidad y humor.
    Compartí con tu familia admirable y acogedora.
    Caminamos por el Norte Chico chileno, durmiendo sobre tierras secas para aprender de los que la trabajaban.
    Compartimos sueños, interrumpidos por asesinos.
    Ya nos encontraremos pronto a comer nuevamente tomates maduros de Chañaral Alto y continuar la amistad interrumpida.
    Hasta pronto poeta y gracias por tu ejemplo.

  3. He leído con profunda emoción y alegría, todos estos merecidos homenajes – que nunca serán suficientes dada su entrega invaluable e incansable- que se le rinden a mi querido y entrañable amigo de adolescencia y vejez, Dantón Chelén Fránulic. Dantón, descansa en paz, siempre estarás en mi corazón.

  4. Qué gran pérdida, gran amigo, aunque la distancia, lo conocí en Chile, primero en eLiceo Lastarria, luego a través suyo ingresé, a mediados de los 1960 a una organización revolucionaria en ese entonces, en formación, el MIR, luego de años en el exilio me invitó a una revista que publicaba a gente de la diáspora chilena y después a esa excelente revista. Haré algo que esté a su altura

    1. me acabo de enterar de esta gran perdida yo conviví con el mucho tiempo era un gran ser humano q ayudaba a todo el mundo q se quitaba la camisa por cualquiera aunque tuviera poco de haberlo conocido descanse en paz mi gran amigo DANTON CHELEN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete

Número 110

Agosto 2020