Comunicamos lo que nos está pidiendo a gritos salir

Por Mónica Suárez

Entiendo que eres Licenciada en Mercadotecnia por el Instituto de Mercadotecnia y Publicidad, escritora, docente, directora escénica, editora y fotógrafa. También que eres autora de 28 libros que comprenden: novela, cuento, y dramaturgia con 35 obras de teatro escritas y 19 montadas, así como 11 obras de teatro dirigidas. Además de que tu trabajo ha sido recopilado en más de 13 Antologías colectivas. De tus publicaciones, destacan, la biografía novelada: Alaíde Foppa, el eco de tu nombre, Ed. Grijalbo / Hoja Casa Editorial, 2002, Las sombras del Safari, Ed. Diana, 1998, Del destete al desempance, Trópico de Escorpio, 2008, Primera reimpresión, 2017 Segunda edición. 2019, Porque el ayer nunca se queda donde lo dejas, Trópico de Escorpio, 2020. Que has obtenido diversos premios entre los que se cuentan: Única Mención honorífica en el Premio Internacional “Emilio Carballido” 1995, Arte Xalapa ’95. Festival de la cultura con la obra: Patriota y amante de usted. Primer lugar en el Concurso Nacional de Cuento de la Fundación Álica de Tepic, Nayarit 1997, con el cuento: Punto de vista. Primer lugar en el Primer Ciclo de Lecturas Dramatizadas “Elena Garro” CIDAL / SOGEM 1999, Foro Rodolfo Usigli, con la obra: Gallos reos, y 58 Premio Arlequín 2018, por la trayectoria artística, otorgado por Asociación de Críticos, la Asociación de Locutores y la ABR. Con toda esta experiencia y ese currículo tan impresionante, ¿qué ha sido lo más difícil de escribir para ti?
R. Lo más difícil ha sido vivir de la escritura. Por otro lado, escribir duele, porque los sentimientos, las emociones, los momentos difíciles de los personajes los debe vivir el autor para que los trasmita. Pero ese sufrimiento está justificado, no resulta difícil a pesar del reto.

¿Te parece que tomar la palabra pasando por la literatura y el teatro es un modo de accionar en el imaginario colectivo?
R. Me gusta la magia del resultado. A veces, cuando veo el montaje de una obra mía o aparece entre mis archivos, una obra de teatro o un cuento que puede entrar en una antología o que requiero por algo, me sorprendo con lo escrito porque es sensible, está bien construido, trasmite. Y me gusta mucho, como si fuera ajeno. Entonces caigo en cuenta de que lo escrito logra vida propia.

¿Para ti qué es más importante en la creación de una obra narrativa, el personaje o la creación de su entorno?
R. En narrativa se necesita aplicar una pinza de tres picos: la atmósfera, un lugar físico y el personaje (los). Uno o una no es sin los otros.

¿Cuáles obras escritas por mujeres han marcado tu trabajo?
R. Todas dejan algo. Pero mis novelas preferidas son: Delirio, Las Inviernas, Isla de Bobos, La oscuridad que nos separa, Una palabra tuya, El día que no fue, Casas vacías, Tiempo de huracanes, Te trataré como a una reina.
M. Sólo para precisar: Delirio, de Laura Restrepo. Las Inviernas, de Cristina Sánchez-Andrade. Isla de bobos, de Ana García Bergua. La oscuridad que nos separa, de Renate Dorrestein. Una palabra tuya, de Elvira Lindo. El día que no fue, de Sandra Lorenzano. Casas Vacías, de Brenda Navarro. Temporada de huracanes, de Fernanda Melchor y Te trataré como a una reina, de Montero, Rosa.

Como una tallerista profesional ¿te parece que la literatura puede jugar un papel en los procesos identitarios de la juventud?
R. La escritura es para quien la necesita. Puede jugar un papel preponderante para quien la requiera como forma de expresión artística, de la edad que sea.

¿La creación artística tiende vasos comunicantes como modo de resistencia ante experiencias de exclusión o marginación?
R. Por supuesto. Por eso mi rescate de personajes femeninos que nos dejaron una herencia artística y una enseñanza que vuelvo a poner sobre la mesa. Y por eso mis novelas de protesta.

¿Con tus 24 años de experiencia impartiendo cursos y talleres teóricos-prácticos de narrativa, biografía y autobiografía qué te parece más esencial comunicar?
R. Cuando una escritora o escritor logra editar un proyecto, está comunicando lo que le mueve, una obra a la que le dedicó un año de su vida o poco menos. Su satisfacción me hace cómplice. Comunicamos lo que nos está pidiendo a gritos salir: para sanar, para compartir, para mostrar.

¿Te parece que las nuevas tecnologías están cambiando la manera de leer y de escribir literatura?
R. El desarrollo del mundo es inevitable. O te aclimatas o te acliamuelas. Yo leo en papel. Pero agradezco que mis obras puedan cruzar fronteras en libro electrónico.

¿Qué opinas de la revista La Pluma del Ganso?
R. Me encanta. La respeto mucho por un trabajo de tanto tiempo, de tanto amor y de persistencia.

¿Qué es la novela para Gilda Salinas?
R. Parte importante de mi vida. Es mi alimento: leída o escrita.

Nota: Luego de la entrevista con Gilda Salinas supe que su más reciente novela: Puerto Pares, Trópico de Escorpio, 2021, se presentará a través de Live Streaming/ tropicodescorpio el día 2 de marzo de este año. Esta novela que se podrá adquirir en: tropicodeescorpio.com


Dantón Chelén

Dantón Chelén

Director y Fundador de la revista La Pluma del Ganso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete

Número 110

Agosto 2020