La serpiente espía entre la hierba

Por Mónica Suárez

1.- Eres poeta y cronista de Azcapotzalco. Licenciada en Lengua y Literaturas Hispánicas por la UNAM. Bióloga Egresada de la Escuela Normal Superior de México. Profesora de Primaria y Secundaria en la asignatura de Biología en escuelas oficiales, y Profesora de Literatura en Preparatorias particulares. Tu trabajo se ha publicado en revistas y periódicos nacionales y extranjeros, y has publicado 22 poemarios entre los que destacan: Viento de obsidiana (2000), Vestigios de luz (2002) Gruta de espejos (2004). Cantos para los abuelos (2020). De crónica, Barrio de Sn. Lucas Atenco (1998), Los Oficios de los Abuelos (2007), Panteón Vecinal de Sn. Juan Tlilhuacan (2011), Hojas de otoño (2016), Tiempo de Higos, (2016), y En el montículo de las hormigas (2021). Fuiste Primer lugar nacional en el Concurso de Poesía sobre la Bandera, organizado por la SEP en 1980. Premio Nacional de Poesía Tintanueva 2007. Premio Los transtextuales en México 2009, promovido por Literalia Editores. COMUARTE Internacional te entregó la presea Coatlicue por tu trayectoria literaria, el 29 de marzo de 2014 en la Sala Manuel M. Ponce: Palacio de Bellas Artes. Y tu obra ha sido incluida en más de 50 antologías, entre las que se encuentra: la Antología premio Simón Bolívar, (Italiano-Español), Edicione lo Zpacio, Italia 2010. Algunos de tus poemas han sido traducidos al inglés, francés, portugués y náhuatl. En 2019, Tintanueva Ediciones creó el Premio Nacional de Poesía María Elena Solórzano. ¿Qué ha significado la creación de este Premio para tu trabajo?
R.- Fue sorpresivo, inesperado, una gran alegría: trabajo y me esfuerzo para no defraudar esa distinción. Federico Corral, creador del Premio, conoce mi trabajo desde 2017 cuando obtuve el Premio Tintanueva de ese año, desde entonces hemos cultivado una hermosa amistad. Federico es muy exigente y claridoso, como buen norteño, pero un ser humano con una gran calidad humana. Le agradezco que se fijara en mi humilde persona para designar su Concurso anual de poesía con mi nombre.

2.- ¿Qué papel crees que juegue la poesía en la visión de lo social?
R.- La poesía sensibiliza al hombre y en este tiempo ha sido un bálsamo para el alma. Recuerdo los Encuentros de Mujeres Poetas en el País de las Nubes, en pueblitos alejados de las grandes ciudades nos esperaban expectantes, y asistían a nuestros recitales de poesía que se realizaban, a veces, bajo el único farol de la pequeña plaza, cuando íbamos a leer a los mercados o a las cárceles de mujeres. Y algunas presas se volvieron poetas y así sanaron su espíritu. Una vez, al estar en el Jardín de Huahuapan se acerca un joven y me dice: Este es mi primer libro de poesía.

3.- ¿Qué significa la crónica en el desarrollo de lo colectivo?
R. Uno de los objetivos de la crónica es reforzar la identidad de las comunidades. La crónica es como un espejo en el que nos reconocemos.

4.- ¿Sientes que te han marcado obras escritas por mujeres, cuáles son?
R.- Sor Juana Inés de la Cruz, Alfonsina Storni, Rosario Castellanos, Ema Godoy, Margarita Michelena, Adriana Tafoya…

5.- ¿Te parece que la literatura puede jugar un papel en los procesos de la formación de identidad en la juventud?
R.- Sí, la poesía es una gran ventana que se abre y nos muestra un mundo mágico y bello. Y los jóvenes se están construyendo, porque ellos se podrán identificar con conceptos en el subconsciente. Porque como expresa un verso de uno de mis poemas: “La serpiente espía entre la hierba”.

6.- ¿Qué es la poesía para María Elena Solórzano?
R.- Es una forma de vida, mi existencia sería imposible sin la poesía, a pesar de ser la más exigente de las amantes. Porque la poesía es muy celosa, si tú dejas de leer y escribir poesía, ella te abandona. La inspiración te debe encontrar trabajando. Debemos seguir buscando nuevas formas de expresión. Buscar vocablos que no sean comunes, pero de manera consciente.

7.- ¿Quién hace crónica debe tener un compromiso social con las generaciones futuras?
R.- Desde luego, estamos comprometidos a rescatar esa historia cotidiana que se nos va de las manos. Porque no se puede vivir un futuro si no conoces tu pasado para no cometer los mismos errores. Para aprender de dónde venimos y poder apreciar lo que queda de lo que se tuvo.

8.- ¿Te parece que las nuevas tecnologías están modificando la forma de escribir literatura en estos tiempos?
R.- Ya la modificaron. Yo he percibido dos caminos, sobre todo en los jóvenes lectores, cuando subo cosas breves a mi página de Internet veo una respuesta favorable, ya se trate de crónica o poesía. Cuando subo cosas muy largas no lo leen. Creo que como autores debemos aprender abreviar. Por ejemplo en el libro de, Crónicas de los abuelos tengo crónicas muy breves, cuando mucho de dos páginas. De hecho ese libro ya se subió a la plataforma digital de la alcaldía de Azcapotzalco, y eso es un mensaje de cómo están leyendo los jóvenes.

9.- ¿Qué te ha dado La Pluma del Ganso?
R.- Descubrir el club de la Revista La Pluma del Ganso, fue algo maravilloso, allí los compañeros me escuchaban, hacían lo mismo que yo, escribir, quizá mal o quizá bien, pero comenzamos a desarrollarnos, y llegamos a ser muy buenos amigos. Fue la primera vez que publiqué poesía a otro nivel. Sí había publicado en la Normal, en una Revista estudiantil. Pero, fue en La Pluma cuando verdaderamente me acerque a la literatura como creadora.

10.- ¿Qué te interesa provocar en tus lectores?
R.- Lo primero me parece es lograr comunicarme. Cuando se trata de Crónica lo que más me interesa es provocar el reconocimiento de los lectores con su colonia o barrio, que puedan reconocerse en lo que describo. Si es Poesía: despertar la sensibilidad y hacer reflexionar.

Dantón Chelén

Dantón Chelén

Director y Fundador de la revista La Pluma del Ganso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete

Número 110

Agosto 2020